Seguidores

viideoS iidentiifiicatiivoS

Loading...

martes, 9 de octubre de 2012

♥ Sólo quiero saber si en algún momento, en algún segundo, por pequeño que fuera, has sonreído al recordarme.


Te quiero más que a nada.
Te quiero más que Romeo a Julieta, más que La Trucha al Trucho, más que Bob Esponja a Patricio, más que Patito a Matías, más que Isabella a Phineas, más que Novita a Sisuca, más que Shrek a Fiona, más que Heidi a Pedro, más que Homer a Marge Simpsons, más que Caperucita Roja a su abuelita, más que Timon a Pumba, más que Tom a Jerry, más que los 7 Enanitos a Blanca Nieves, más que el Asno al Gato con Botas, más que Whinnie The Pooh a Tigger, más que Mickie Mouse a Minnie, más que Donal a Daisy, más que Candace a Jeremy, más que Wanda a Cosmo, más que Pedro Picapiedra a Vilma Picapiedra, más que Pucca a Garu, más que Pablo a Betty, más que la Bella a La Bestia, más que La Dama al Vagabundo, más que Ariel a Eric, más que Aladin a Jazmin, más que la Cenicienta a su principe, más que Bugs a Lola Bunny, te quiero más que a nada.
Amores que matan, nunca mueren.
Soy de las que piensan que si de verdad has querido a alguien no puedes olvidarlo, por mucho que lo niegues, por mucho que lo jures, por mucho que digas nunca más. Aunque quieras alejarte lo más posible, no se puede olvidar. Quieras o no, algo o alguien, te va a volver a llevar al pasado, y en ese pasado se encuentra esa persona. Puedes intentar cambiar de vida, de ciudad, de país, que si de verdad has querido, no podrás olvidar. Y si, eso poco a poco te mata, te reconcome por dentro. Porque sabes que en el fondo no va a dejar de importarte, por mucho daño que te haya hecho, seguro que en cuanto lo recuerdes, por algún extraño motivo te va a ha salir una estúpida sonrisa en la boca. Las heridas se cierran, pero las cicatrices, no se borran. Tal vez no hayas podido vivir con él, pero tampoco sabrás como sobrevivir sin él. Eso es querer. Querer es perder algo y no dejar de añorarlo aunque no este en tu vida...
Ninguno me llena como tú.
Esto es una puta mierda, explícame, dame un motivo por el cuál ningún otro me llena como tú. Es que no lo entiendo, no entiendo que alguien como tú signifique tanto para mí. Ni yo misma sé lo que te veo. Y no es por ofender pero tienes más defectos que virtudes, eres egoísta, antipático, chulo, creído, egocéntrico, borde, mal hablado y todo lo malo que se te pase por la cabeza. Joder, eres un puto cabezota pero no te imaginas lo mucho que te quiero, no creo que te hayas parado a pensar lo que significan para mí tus tonterías. Eres un cerdo conmigo, pero me encanta que al final de todo terminemos juntos de nuevo y sí, soy una idiota, pero te perdonaría una y mil veces que me falles, es absurdo, lo sé, pero me encantas, me encanta esa cantidad de defectos que tienes.
Pero a veces, tenemos esa sensación de querer que dure para toda la vida y ojalá lo fuera. No te pido que me hables las 24h del día, ni que me dediques todo tu tiempo o cuando escribas lo primero que te salga escribir sea mi nombre... solo te estoy diciendo que eso es lo que me gustaría. Quiero aprender de cada uno de tus defectos y que tú aprendas de los míos, quiero ser tu afición, que la película que más te guste sea la primera que vimos en el cine, tu perfume favorito sea el que se te queda en la camiseta después de vernos, que en tus citas preferidas salga yo, que tu color preferido sea el de mis ojos, que tus besos de buenas noches no acaben hasta por la mañana y me odies por quererme tanto. No quiero ser tu prioridad, pero si la primera cosa que pienses cuando te digan: ''¿Qué es lo que más quieres?''.
Hola, quizás me reconozcas por ''la chica que te ama’’, me gusta serlo. Tengo unas ganas de verte que ni te imaginas y una sonrisa en la cara, que muchas querrían tener. Mira... te soy sincera y directa, todo lo que venga de ti me gusta, me gustan tus ojos, tu boca, tu pelo, tu cara, tu cuerpo, me gusta tu personalidad, la forma de hablarme, que a veces me pone histérica, y esas tonterías que solo las puedes soltar tú. Lo celoso que te pones de cualquier chico que me dice algo, y cuando me dices: pues vete con él. Tu forma de caminar, la forma en que me miras de reojo cuando me ves, y la sonrisa de tonto que se te pone cuando te miro, los días ''cuquis'' y las cosas bonitas que me sueltas y así te apoderas de mi, y de mis 5 sentidos, con pequeños detalles.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada